Ha sido superada la Barrera de los 100 casos de Prostatectomia Radical realizada por Robot en la Clínica de Marly. Resultados enriquecedores y sólidos.

El Cáncer de Próstata continua siendo el cáncer más frecuentemente encontrado en varones, según las estadísticas de la Sociedad Americana contra el Cáncer. Y dependiendo de la edad, comorbilidades y el estadio de la enfermedad se define la terapia a seguir. Con la llegada del PSA en los 80´s, los urólogos identificamos pacientes con Ca de Próstata localizado con mas frecuencia y con esto la mayoría de los hombres pueden optar por la Prostatectomía Radical como opción curativa, el tratamiento quirúrgico estándar del cáncer de próstata clínicamente localizado.

Con el paso del tiempo y la mayor experiencia ganada, técnicas mínimamente invasivas como la Prostatectomía Radical Laparoscópica inicialmente, y ahora, la Prostatectomía Radical Laparoscópica asistida por Robot han tomado fuerza soportadas en los buenos resultados oncológicos y funcionales.

Es así como en los pacientes intervenidos en la clínica de Marly hemos materializado lo descrito en la literatura medica acerca de los beneficios de la Robótica como menor sangrado, recuperación temprana, menor dolor, menos uso de analgésicos, menor tiempo de hospitalización, además de ventajas para el cirujano tales como ergonomía, mayor magnificación, visión en 3D, lo cual repercute en la precisión y agudeza al momento de la disección y la reconstrucción traduciendo a una mayor seguridad del acto quirúrgico en general.

A la fecha, hemos superado la barrera de los 100 casos intervenidos de prostatectomia radical laparoscópica asistida por Robot en la institución y con esto consideramos que hemos adquirido experiencia que nos hace solidos resolviendo circunstancias intraoperatorias y optimizando retorno a la vida cotidiana en medio de patrones de normalidad en nuestros pacientes, teniendo siempre como piedra angular de nuestro trabajo, los 3 objetivos principales de la cirugía, control oncológico, retorno precoz a la continencia y retorno a la potencia.

Comentarios breves de las metas y los resultados obtenidos

El control de la enfermedad es el objetivo principal de la Cirugía Robótica, por muchos años grupos tradicionales urológicos miraban la técnica con escepticismo; esto teniendo en cuenta que el beneficio al tratar cáncer se mide, no en el acto quirúrgico, sino en las respuestas al tratamiento al paso de los años (curación y secuelas). Es así como los primeros resultados cotejables son en cuanto a control de la enfermedad y se demostró que la supervivencia libre de recurrencia bioquímica es comparable a la prostatectomía abierta a los 2 y 5 años. Sin embargo cabe mencionar que las tasas de márgenes quirúrgicos positivos, que son indicadores de la seguridad oncológica, son en la actualidad mas bajos en la técnica robótica que en la técnica abierta o incluso laparoscopica. Lo cual se traduce en una menor necesidad de procedimientos adicionales en los pacientes operados como la radioterapia o la hormonoterapia para controlar el cáncer y esto conlleva finalmente a mayores costos.

En cuanto al retorno a la continencia, en la literatura medica hay series importantes de Prostatectomía Radical Retropúbica convencional (abierta), que demuestran tasas de recuperación de la continencia urinaria a los 12 meses que varían desde una 60% hasta un 93% de acuerdo con los diferentes métodos utilizados para evaluar este parámetro. Con la técnica Robótica los cirujanos logramos realizar movimientos meticulosos, y precisos, que son fundamentales para preservar las estructuras anatómicas claves para la continencia urinaria, potencia así como minimizar las complicaciones perioperatorias, permitiendo que, en centros de referencia, las tasas de recuperación de la continencia urinaria a los 12 meses oscila entre un 84 % a 97 %.

En la Clínica de Marly, tras evaluar nuestros números hemos identificado un retorno temprano a la continencia en los pacientes intervenidos, llegado a tasas de continencia de 84,8% al mes y de 95,5% a los 3 meses. Valores que son cotejables con la literatura medica de centros de alta experiencia. Estos resultados tuvimos el gusto de comentarlos en trabajos científicos durante el pasado congreso Colombiano de urología, en agosto de 2015.

En cuanto a al retorno a la potencia se han visto mejores resultados por técnica Robótica dependiendo de varias variables: experiencia del cirujano, que viene con el conocimiento y desarrollo completo de las técnicas de preservación nerviosa; y factores propios del paciente y del acto operatorio como el estadio de la enfermedad, las comorbilidades previas, la obesidad y si se logro o no preservación de la bandeleta neurovascular (bilateral o unilateral). En la literatura medica las tasas de recuperación de potencia a los 12 meses después de la prostatectomía radical robótica oscilan entre un 70% y un 80%. Lo cual es concordante con lo obtenido en pacientes intervenidos en nuestra institución.

Vale la pena resaltar que ante una enfermedad a la que se le puede ofrecer curación mediante un acto quirúrgico, este, de ser posible, debe realizarse ofreciendo la experiencia menos traumatica y desagradable a los pacientes. Por esto en la Clínica de Marly estamos convencidos de querer mantener en menor trauma en scores de calidad de vida y retorno más rápido a sus funciones de línea de base en los pacientes operados, y creemos que con la técnica robótica nos acercamos mas a la consecución de estas metas.